Justificación

El GAIPE es un equipo conformado por especialistas en derecho internacional de los Derechos Humanos, Derecho Penal Internacional y Derecho Penal Comparado. Este surge a petición de los familiares de Berta Cáceres Flores, y cuenta con el apoyo del COPINH y de Gustavo Castro Soto, así como de otras organizaciones nacionales e internacionales.

El GAIPE tiene el propósito de realizar un análisis independiente, objetivo e imparcial de los hechos de los que fueron víctimas Berta Cáceres Flores y Gustavo Castro Soto, el 2 de marzo de 2016, para el esclarecimiento de la verdad, con un enfoque multicultural y de género.

Bertita (como la llamaban sus seres queridos) dedicó su vida a la defensa de los derechos humanos del pueblo lenca, principalmente abogó por el respeto a sus territorios y su derecho a la autodeterminación. En 1993, ella fue una de los fundadores del Consejo Cívico de Organizaciones Populares y Cívicas de Honduras (COPINH) y se desempeñaba como la coordinadora general de dicha organización. Por su trabajo, en el 2015 se le reconoció con el premio ambiental Goldman. En los últimos años de su vida, fue víctima de numerosos actos de agresión, amenazas e intimidación; inclusive, fue criminalizada y sometida a procesos penales para impedir que continuara con su lucha. Por su situación de riesgo, en el año 2009, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le otorgó medidas cautelares.

Honduras es el país más peligroso para los defensores ambientalistas, según expertos en Derechos Humanos de las Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El Estado hondureño reconoció el contexto de riesgo que enfrenta este grupo al aprobar, en el 2015, la Ley para la protección a defensores y defensoras de Derechos Humanos, periodistas, abogados y operadores de justicia.